o regístrate

Bienvenido,

versión móvil

búsqueda avanzada

Audífonos Galicia

Localice Empresas, Productos y Tiendas de Audífonos Galicia

A Coruña

provincia A CORUÑA

Audífonos provincia A Coruña
A
B
C
F
L
M
N
O
P
R
S
T
V
Z
Para saber mas sobre Audífonos Galicia

Aunque es más frecuente que se manifieste después de los 65 años, la pérdida auditiva puede afectar a personas de cualquier edad. Además de estar asociada con el paso de los años, también puede estar causada por infecciones, lesiones o defectos congénitos. La solución para la rehabilitación auditiva y volver a oír bien pasa por el uso de algún tipo de ayuda auditiva. La más utilizada es el audífono, ya que mantiene activos los estímulos y mejora la calidad de vida de los usuarios. Un audiólogo protésico puede hacer una prueba de audición totalmente personalizada y con la última tecnología del mercado para determinar el tratamiento más adecuado y así aumentar su bienestar diario. Según el grado de hipoacusia (pérdida auditiva), las necesidades auditivas, el tamaño del canal auditivo, la habilidad del usuario para manejar el audífono y las necesidades y preferencias de cada persona son las que determinarán qué tipo de audífono es más recomendable. Aunque la construcción de todos es muy similar y en ellos siempre se encontrarán cinco componentes básicos (micrófonos, un amplificador, un altavoz, una pila y un chip informático programado por el audioprotesista según las necesidades individuales), puede haber diferencias significativas en la cantidad de sonido capturado y en la comprensión del habla entre diferentes dispositivos. Cuanto mayor es la calidad del audífono, más natural será la experiencia auditiva. Esta naturalidad se debe a características como el ancho de banda, la regulación automática del volumen, la gestión del ruido y la supresión de feedback. El audífono es un dispositivo de comunicación muy sofisticado y cuya función es la de aumentar selectivamente el volumen de los sonidos. Con los micrófonos se recoge el sonido, el chip procesador los analiza y una vez procesados se envían al amplificador. Cuando el sonido esté amplificado se envía al altavoz y es éste el encargado de transmitirlo al oído interno. En el oído interno los sonidos se transforman en impulsos eléctricos y por último, es el cerebro el encargado de recogerlos y procesarlos.