Temas

Descubre 10 sencillos trucos para ahorrar en la cesta de la compra

Fecha de publicación: 04/03/2021

Descubre 10 sencillos trucos para ahorrar en la cesta de la compra

Hacer la compra es todo un arte. Ir al supermercado y llevarte lo máximo posible por el menor dinero es algo para lo que hay que estar entrenado y manejar unas reglas sencillas que debes seguir a rajatabla para poder llegar a fin de mes con holgura y ampliando nuestra capacidad de ahorro. En esta entrada vamos a repasar el decálogo del ahorro en un supermercado para conseguir gastar menos en la cesta de la compra.

Apuesta por marcas blancas

Es todo un clásico. Si no apuestas por las principales marcas de las grandes áreas comerciales y optas por marcas secundarias o incluso por marcas blancas, estarás ahorrándote mucho dinero. Además, la calidad del producto no tiene por qué resentirse. Parándote a ver quién está detrás de la fabricación de estas marcas verás que en muchos casos son las propias primeras marcas las que se encargan de la producción de los productos que después son envasados como marca blanca.

Planifica tus compras

Si te lo puedes permitir por tiempo y disponibilidad, planifica tu compra. Compara precios y ofertas de diferentes cadenas de supermercados y opta por hacer la compra en aquellas que te ofrezcan los mejores precios en los productos que necesitas. Repasa los catálogos y haz listas independientes según lo que es más barato en cada sitio.

Descubre 10 sencillos trucos para ahorrar en la cesta de la compra - Imagen 3

Cíñete a lista

Si has invertido tiempo en pararte a hacer una lista de la compra con todo lo que necesitas comprar, no improvises sobre la marcha. No compres cosas innecesarias que no estén en la lista porque acabarás pagando más por cosas que realmente no necesitas y tu bolsillo lo notará.

No compres con hambre

Este es un ejemplo más de ceñirse a la lista y no comprar cosas que no necesitas. Ir a la compra con hambre es una invitación a la tentación, a meter en el carrito de la compra comida, snacks, galletas y dulces que en otro contexto no comprarías. Estarás comiendo por los ojos. Si vas al súper con el estómago lleno eso no lo comprarías.

Hazte tarjetas de descuento

Date de alta en las tarjetas de fidelidad de tus tiendas habituales. Ser cliente habitual y usar las tarjetas de descuento te permitirá acumular puntos, cheques ahorro y optar a ofertas que de otro modo nunca podrás conseguir. Si haces cuentas a final de año conseguirás ahorrar un gran dinero.

Utiliza los cupones

Si tienes la tarjeta de fidelidad de una cadena de supermercado y ésta genera cupones de descuento, úsalos. Revisa los descuentos que tienes en cada tarjeta y aprovechas esos momentos para hacer la compra y que te salga más barata. Así mismo busca y revisa los cupones que puedes encontrar online para ahorrarte unos euros.

Ve a hacer la compra tú solo

Este consejo está especialmente pensado si tienes hijos. Ir a la compra con niños pequeños siempre puede ser un motivo para salirse de la lista, bien porque cedes a la presión del pequeño o pequeña para comprarle alguna golosina o bien porque él mismo te cuela algo en el carrito de la compra sin que te des cuenta. También ir con amigos o familiares te puede incitar a comprar algo que realmente no necesitas.

Descubre 10 sencillos trucos para ahorrar en la cesta de la compra - Imagen 2

A granel mejor que envasado

Lo que compres al peso o a granel será siempre más barato que lo envasado. En las charcuterías compra al corte, en las fruterías llévate las frutas al peso y si puedes compra también legumbres, pasta, frutos secos y especias en tiendas a granel para así pagar menos y evitar la compra de productos envasados en plástico.

Lleva bolsas

Lleva tus propias bolsas al supermercado. Actualmente la ley obliga a los supermercados a cobrar por las bolsas de plástico, llevar las tuyas te permitirá ahorrarte unos céntimos y, además, estarás siendo respetuosos con el medio ambiente al reciclar las bolsas. Si puedes, lleva bolsas de tela para mayor ecologismo.

Di no a los precocinados

Todos los productos que vienen precocinados son más caros que comprar tú mismo los ingredientes y prepararte la comida. Aprende a cocinar, compra los productos que necesites y hazte tú la comida. Un kilo de lentejas es más barato que un bote de lentejas precocinadas y te dará para muchas más raciones.

Opiniones sobre el artículo

¡Compártelo!