Temas

10 trucos para ahorrar combustible conduciendo tu coche

Fecha de publicación: 28/01/2021

10 trucos para ahorrar combustible conduciendo tu coche

El combustible es un bien escaso y no precisamente barato. Da igual que tu coche sea híbrido, diésel o de motor o gasolina, puesto que ninguno de nosotros estamos exentos de las visitas a las gasolineras para llenar nuestro depósito después de meterle kilómetros al coche.

A pesar de que el avance de la tecnología de vehículos eléctricos es imparable y ya se ven cada vez más coches eléctricos moviéndose por ciudad, todavía no tenemos la suficiente confianza de poder usar uno de estos vehículos para un desplazamiento largo por carretera en el que necesitamos de varias horas de autonomía. Por este motivo, aprender a conducir de forma eficiente es importante para no rascarnos en exceso el bolsillo en cada uno de nuestros repostajes. En esta entrada te daremos diez consejos para que consigas ahorrar combustible mientras conduces y te aguante más el depósito lleno durante tus viajes.

10 trucos para ahorrar combustible conduciendo tu coche - Imagen 1

  • No corras: Resulta obvio, pero no aceleres demasiado. Además de que es peligroso correr más de lo indicado, ir a una velocidad por encima de la permitida hará que el coche se revolucione en exceso y queme más combustible del debido.
  • Mantén una misma velocidad: Viajar siempre a una velocidad constante hará que evites acelerones y cambios bruscos en las revoluciones del motor. Si tu vehículo es moderno y tiene opción de viajar a velocidad crucero, regúlala a una velocidad adecuada y cómoda para el manejo y deja que vaya solo sin que tengas que tocar el pedal de acelerar. Esto es especialmente útil y cómodo en desplazamientos largos o por autopista para ahorrar gasolina.
  • No aceleres en la arrancada: Cuando partes de parado, no hace falta que pises el acelerador si no estás en pendiente para que el coche arranque. El propio coche puede empezar a moverse únicamente a través de la electrónica del coche y el embrague. Pisar el acelerador si no es necesario hará que consumas más combustible y lo que aquí tratamos es de que puedas ahorrar diésel o gasolina.
  • Utiliza el motor para reducir la velocidad: A veces no es necesario frenar, basta con que levantes el pie del acelerador. Si no aceleras, casi se corta el suministro de combustible al motor. Trata de que el coche decelere de forma natural y no obligues a que se revolucione reduciendo de marcha de forma repentina cuando todavía vas muy rápido.
  • Usa marchas largas: Siempre que sea posible y seas capaz de controlar bien el manejo del vehículo, trata de ir en la marcha más larga posible. Cuanto más larga sea la marcha, menos revolucionado irá el motor. Ir por autopista a velocidad constante y en quinta o en sexta (de tenerla) te hará ahorrar combustible. No hace falta que el motor esté muy revolucionado para hacer el cambio, en motores que son de combustible diésel se puede subir de marcha a partir de las 1.300 revoluciones mientras que en los que tienen motor de gasolina puedes hacerlo superadas las 1.500.
  • Evita moverte en primera: La primera marcha es la que más revoluciona el motor y, por lo tanto, quema combustible. Utiliza esta marcha únicamente solo para arrancar o en casos extremos de mucha pendiente. Pon la segunda en cuanto sea posible nada más arrancar el coche y no pises en exceso el acelerador en las primeras marchas.
  • Cuidado con llevar las ventanillas abiertas o el aire acondicionado puesto: Ir conduciendo con las ventanillas del coche bajadas aumentará el consumo de combustible sobre todo cuando la velocidad sea más elevada, ya que se produce una resistencia mayor al aire. Por otro lado llevar el aire puesto también incrementará el gasto de gasolina. Lo ideal para intentar ahorrar al máximo sería en ciudad mejor hacer uso de las ventanillas y por autopista el aire, debido a que se circula a una mayor velocidad.
  • Aprovecha las pendientes: No hay ninguna necesidad de acelerar en una cuesta abajo. Aprovecha la pendiente para que el coche se mueva por inercia en una marcha larga siempre que puedas lidiar con el manejo. En cuanto a las cuestas hacia arriba, intenta ir con el coche lo menos revolucionado posible y no caigas en el error de pisar a fondo el acelerador para salvar la pendiente en una marcha corta. Bajas revoluciones son igual a ahorro de combustible.
  • Sé previsor: La previsión es clave en todo viaje. Para ahorrar gasolina y conducir de una forma segura y eficiente, deshazte del lastre o el peso innecesario en el interior del vehículo o el maletero. Sé previsor y revisa también la presión de los neumáticos antes de viajar. Llevar las ruedas bien y el coche con poco peso también te permitirá ahorrar gasolina.
  • Apaga el motor cuando puedas: No dejes el coche parado y con el motor encendido si no es estrictamente necesario. El coche consume si está encendido, por lo que si estamos parados no hay motivo para que el motor esté en funcionamiento. Muchos coches ya paran automáticamente el motor cuando estamos en parado y en punto muerto y lo vuelven a encender en cuanto pisamos el embrague gracias al sistema Start/Stop. Es el modo de conducción eficiente o modo ecológico.

10 trucos para ahorrar combustible conduciendo tu coche - Imagen 3

Hay otros consejos que te pueden resultar interesantes para no gastarte demasiado en gasolina. Apostar por la compra de un coche con motor híbrido siempre es interesante, sobre todo si quieres el coche para desplazamientos por ciudad y no grandes viajes. También te puede resultar provechoso saber en qué estaciones de servicio o lugares se encuentra el combustible a mejor precio, cualquier céntimo de ahorro es importante.

Opiniones sobre el artículo

¡Compártelo!