Temas

¿Cómo funciona el renting de coches?

Fecha de publicación: 31/07/2020

¿Cómo funciona el renting de coches?

Cada vez es más frecuente que tanto particulares como empresas prefieran acudir al mercado de renting de vehículos en lugar de comprar uno nuevo en alguno de los concesionarios de coches. Uno de los principales motivos de contratar un renting es que no te obliga a hacer un desembolso inicial importante en concepto de entrada. Este es una de las razones, pero hay más, y poco a poco los iremos desglosando.

¿Qué es el renting de coches?

Llamamos renting de vehículos a la transacción mediante la cual una empresa cede un alquiler a largo plazo a un particular o a una empresa de uno o varios coches. El negocio del renting está en el pago de una cuota mensual por el uso y disfrute de ese vehículo durante el tiempo que se estipule en el contrato y sujeto también a una limitación de kilometraje.

Para contratarlo sólo tienes que acudir a una de las diferentes empresas renting y negociar con ellas las condiciones del contrato en cuanto duración, flexibilidad, kilometraje, etc.

Existen diferencias entre el tipo de contrato para particulares y el tipo de contrato de renting para empresas o autónomos. Y es que estos últimos se pueden ver beneficiados por de importantes ventajas fiscales. El contrato de renting puede deducir su totalidad en el Impuesto de Sociedades, ya que se trata de un gasto de actividad profesional. Esto también influye a la hora de calcular la cuota del IRPF.

En cuanto a las características del contrato renting para particulares, suelen hacerse de menor duración para que, una vez finalizado el contrato, el cliente siga vinculado a la empresa de renting por algún tiempo más mediante la adquisición de un vehículo totalmente nuevo con el mismo modelo de contrato y sin abonar cuota de entrada.

¿Cómo funciona el renting de coches? - Imagen 1

¿Cuánto dura el contrato de renting?

La respuesta a esta pregunta admite muchas variantes. Y es que la vinculación del contrato de renting la establecen los propios clientes en base a las necesidades que tengan. Como norma general los contratos de renting suelen tener una duración de 12 meses a 5 años.

Por ejemplo una compañía que tenga en plantilla 5 comerciales que realicen grandes desplazamientos y que se les facilita coche de empresa a todos ellos, puede llegar a un acuerdo con una empresa de renting mediante el cual se compromete al alquiler a largo plazo de una flota de cinco vehículos por un máximo de cinco años. Pasado ese tiempo, los coches son devueltos y la empresa tiene la oportunidad de renovar el contrato con una flota de coches totalmente diferente y moderna.

El caso totalmente contrario es el de un trabajador que está realizando una sustitución de un año en otra localidad, y necesita un coche para desplazarse sin tener que acudir a un concesionario a buscar uno de segunda mano o traer el suyo desde su ciudad de origen. Hay empresas de renting con las que puede hacerse con un buen coche realizando un contrato de renting por un año.

¿Qué ventajas y desventajas tiene el renting de coches?

Entre las principales ventajas que encontramos en el modelo renting de vehículos están:

  • Flexibilidad de contratos: hay modelos de renting fijo en el que debes comprometerte a cumplir el contrato y a cambio puedes estrenar el modelo de coche que tu quieras. También existen tipos de contratos de renting flexible que no llevan penalización por devolver el coche pero que tampoco te dejan elegir la marca concreta del coche que quieras, solo el tipo de vehículo.
  • No hay que desembolsar una cuantía inicial: al no existir una entrada supone una gran ventaja económica respecto a los métodos de compra al contado o mediante financiación.
  • Adiós a los gastos periféricos: el cliente se olvida de pagar el seguro, mantenimiento o averías ya que estos gastos normalmente van incluidos en la cuota.
  • Beneficios a empresas: quienes optan por estos vehículos para su empresa evitan las amortizaciones de tener una flota propia. Además, el pago en cuotas cómodas hace que se pierda menos liquidez que pagando al contado.

En la cuota de renting está incluido todo el mantenimiento del vehículo, reparaciones mecánicas, cambio de ruedas, asistencia en carretera, seguro e impuestos.

En el lado negativo de la balanza también existen algunas contras en el modelo de renting de coches que debes tener en cuenta:

  • El coche no es tuyo: eres usuario del coche, pero no el propietario con todo lo que ello implica.
  • Límite de kilometraje: por contrato tienes estipulado una limitación de kilómetros que le puedes realizar al coche. Si te pasas deberás pagar una penalización.
  • Se acabó lo del taller de confianza: el mecánico al que debes llevar el coche en caso de avería te lo indica la empresa propietaria del vehículo.

¿Cómo funciona el renting de coches? - Imagen 2

¿Es lo mismo renting que leasing?

Aparejado al servicio de renting de coches siempre aparece el de leasing. Son servicios muy similares, pero no exactamente iguales. Y es que en el modelo leasing incluye siempre una opción de compra al final del contrato que el beneficiario tiene libertad de ejecutar o no en caso de estar contento con las prestaciones del vehículo. En el renting de vehículos, por su parte, esta opción de compra no existe.

También existe una pequeña diferencia en cuanto a la cuota. El leasing suele ser más barato debido a que los gastos de seguro, impuestos, averías y mantenimiento del coche o furgoneta no están incluidos en el contrato de alquiler y corren a cargo del arrendatario.

Opiniones sobre el artículo

¡Compártelo!