Temas

Consejos a tener en cuenta para alquilar un barco

Fecha de publicación: 31/03/2021

Consejos a tener en cuenta para alquilar un barco

Ahora que los días son más largos, el clima empieza a mejorar y el sol se deja ver más, apetece salir a disfrutar de la brisa marina y las olas del mar. Además de pasar unos días de vacaciones en la playa, siempre es una gran idea aprovechar el mar de una manera diferente y cumplir uno de los sueños que muchos tenemos desde niños, navegar con nuestro propio barco y disfrutar de una jornada de navegación, mar y ambiente marítimo a los mandos de una bonita y confortable embarcación de recreo.

En esta entrada pretendemos darte los mejores consejos y cosas que debes tener en cuenta antes de apostar por el alquiler de una embarcación para regalarte una jornada de navegación en familia, en pareja o en compañía de tus amigos.

¿Qué tipo de barco alquilar?

Lo primero que debemos hacer antes de alquilar una embarcación de recreo es tener una idea clara de qué tipo de embarcación quieres alquilar para tu jornada marítima. Estudia bien todos los factores a tener en cuenta, desde la capacidad del barco si ya sabes cuántos vais a ser, hasta tu titulación náutica en base a la eslora de la embarcación por si tienes pensado tripularla tú mismo.

Veleros, catamaranes, yates o lanchas son siempre buena elección dependiendo del viaje que quieras hacer con ella y el número de personas a bordo.

Consejos a tener en cuenta para alquilar un barco - Imagen 4

¿Qué tipo de licencia que se necesita para cada barco?

Esto es fundamental si quieres ser tú mismo el que gobierne los mandos de la nave alquilada. Tienes que tener muy claro qué tipo de embarcaciones puedes tripular según tu licencia. A modo de repaso, te diremos que las embarcaciones de menos de 12 metros de eslora pueden ser gobernadas si estás en posesión de la licencia de Patrón de Embarcaciones de Recreo, la más clásica. Por debajo de esta licencia tienes la de Patrón de Navegación Básica, que te permitirá pilotar embarcaciones a motor o a vela de hasta 8 metros de eslora, y la Licencia de Navegación, que se centra en motos náuticas y embarcaciones de menos de 6 metros. Puedes prepararte para la posesión de estas licencias en cualquier escuela náutica.

¿Alquilar una embarcación de recreo con o sin patrón?

Tan importante como poseer el título o la licencia correspondiente para saber manejar correctamente la embarcación que quieras alquilar, es tener experiencia a los mandos de la misma. Si no te sientes cómodo manejando una embarcación de recreo siempre es mejor quitarse de preocupaciones e invertir en el alquiler de un barco con patrón. Estos profesionales se encargarán de pilotar la nave para mayor tranquilidad de los pasajeros, que podrán dedicarse a disfrutar del mar y la jornada marítima evitando las preocupaciones que el gobierno de la misma te puedan dar.

Revisa las condiciones de alquiler

Esta regla es básica y está sujeta a cualquier condición de alquiler, no solo en lo que se refiere a embarcaciones, sino también a coches, caravanas, pisos vacacionales…

Ten muy claras las condiciones de alquiler de la embarcación y entienden todas las cláusulas del contrato. Revisa el precio por día del alquiler, las condiciones en las que debes entregar la embarcación y en las que la has recogido y ten en cuenta que muy probablemente te haga falta dejar un depósito o fianza previamente a alquiler de la nave. Otra opción que debes estudiar a fondo es la posibilidad de contratar un seguro adicional al contrato de alquiler para cubrir cualquier posible avería o desperfecto. Por norma general el alquiler básico ya suele incluir los gastos de la póliza del seguro de alquiler, la embarcación auxiliar y el equipamiento estándar del barco.

Otro detalle que debes conocer es si el amarre está incluido o no. De lo contrario deberás pagar un precio adicional por los días que pases amarrado en el puerto.

Consejos a tener en cuenta para alquilar un barco - Imagen 3

¿En qué fechas alquilar?

Como en todo en la vida, la ley de la oferta y la demanda domina los precios. Ten en cuenta que no es lo mismo alquilar una embarcación de recreo en plena temporada alta (julio y agosto) que hacerlo en otras fechas más baratas como pueda ser mayo, junio o septiembre. Las reglas son iguales que las de los hoteles, cuanto mejor tiempo haga y más vacaciones tenga la gente en esa época, más caro será alquilar una embarcación.

¿Qué accesorios y equipaje necesitas?

Tan importante como saber a dónde quieres ir con el barco o qué tipo de barco quieres alquilar y cuándo, es tener bien claro qué cosas vas a necesitar a bordo. Elabora una lista con todo lo que te pueda hacer falta. Toallas, comida, bebida, ropa de baño, ropa cómoda para estar a bordo, botiquín y crema de protección solar no pueden faltar. Acuérdate de meter también ropa para dormir y bienes de aseo personal en el caso de que el alquiler sea para varios días. Trata de no llevar equipaje de más.

¿Qué tipo de ruta quieres hacer?

Ten claro qué quieres hacer con el barco. Si tienes pensado trazar una ruta con el yate de varios días en el que el viaje sea también parte de la diversión, o simplemente esperas de tu jornada de alquiler el pasar un día de lujo de baños, sol y fotografías fondeado en un punto especial en el que disfrutar en la mejor compañía. Planifica la ruta y ten claros tus objetivos sabiendo de esta forma si te basta con alquilar un barco por unas horas o lo vas a necesitar por varios días para conseguir trazar una ruta concreta.

Opiniones sobre el artículo

¡Compártelo!