Estas aqui: Fiestas Galicia > Fiestas provincia Ourense > Fiestas Allariz > La leyenda del gigante de Magarelos en Allariz

La leyenda del gigante de Magarelos

La leyenda del gigante de Magarelos. Acercate a Allariz y animate a disfrutar. Imágenes, información, donde dormir o donde comer y mapa sobre La leyenda del gigante de Magarelos

Ampliar

La leyenda del gigante de Magarelos
Ayuntamiento Allariz Fiestas Allariz

El gigante de Magarelos es una de las tres leyendas más conocidas relacionadas con Allariz.
Ramón Fernandez Pérez, el gigante de Magarelos, también conocido como Monchiño de Corvillón, nació en Magarelos en agosto de 1916. Provenía de una familia humilde, sus padres eran labradores y tenía dos hermanos Venancio y Julia.
El padre emigró a Cuba y se desentendió de su esposa e hijos. Su madre se vió obligada a ir de casa en casa pidiendo limosna para dar de comer a los pequeños.
Monchiño comenzó a crecer de forma desmesurada a partir de los14 ó 15 años hasta alcanzar los 2,40 m y pesar 150 kg. Su vida cambiará, cuando decide irse a trabajar en la comarca de O Ribeiro. Un domingo que paseaba por Ourense presencia un espetáculo de una foca que presentaba un portugués, al acercarse la gente se queda asombrada al verle, incluso el propio portugués que le ofrece trabajo en su compañía para recorrer el país. Aquí empezó su etapa como hombre espetáculo. Más tarde se asocia con su primo Ricardo y forman una sociedad, recorren diferentes localidades de España con una carpa, en Galicia solo se pudo ver en Lugo en las fiestas del San Froilán, porque creían que el gigante ya era muy conocido aquí. Viajaban a las distintas localidades en tren o en coche y desde que llegaban a su destino, Monchiño no podía salir de la carpa para no ser visto, alli comía, dormía y pasaba las horas hasta el momento del espetáculo. Entonces salía al escenario con pasos calmosos, elegantemente vestido, Ricardo hacía las presentaciones, mientras Monchiño mostraba sus grandes manos y pies, saludaba y hablaba de como había transcurrido su vida hasta ese momento.
Su trabajo como hombre espetáculo duro seis años, los dos úlltimos compartia escenario con un niño, muy bajito y muy gordo. Pero la sociedad acabó por desaparecer por falta de público.
Monchiño murió joven con 27 años por una tuberculosis pulmonar. Cuentan que tuvieron que construir el ataúz el mismo día de su muerte, con diez asas para trasladarlo. Su muerte agrandó la leyenda cuando su primo arrodillado ante el difunto cae sobre el féretro rompiendo el cristal con gran estruendo. La gente huye desapavorida creyendo que Monchiño había resucitado.

Ver mapa
  • Buscador
    de fiestas
  • Fiestas
    por localidad
  • Fiestas
    por producto
  • Fiestas
    por fecha
  • Que ver
    o visitar en..
Entre hasta