La magia de la Navidad

La magia de la Navidad. Información, imágenes, mapa y ubicación La magia de la Navidad.

La magia de la Navidad
La magia de la Navidad
La magia de la Navidad
La magia de la Navidad

Info

Como no pod?a ser de otra manera en Galicia, la Navidad est? llena de magia. En estas fechas conviven diferentes tradiciones, pero como en casi todos los sitios, la Navidad en Galicia es sobre todo una fiesta familiar en la que la mayor?a de los gallegos retornan a sus lugares de origen para reunirse con sus familias y festejar las fechas m?s se?aladas en esta ?poca del a?o: la Nochebuena, el D?a de Navidad, Fin de A?o y A?o Nuevo y, como no, la Noche y el D?a de Reyes, una fecha muy esperada, sobre todo, para los m?s peque?os de la casa.

Un aspecto fundamental en las tradiciones navide?as gallegas, es la gastronom?a. En Galicia no se entiende una comida navide?a sin la presencia del marisco, en estos d?as adquieren la condici?n de imprescindibles en la mesa los centollos, n?coras, cigalas, vieiras, bogavantes o percebes, acompa?ados, naturalmente, por un vino Albari?o bien fr?o.

En la cena de nochebuena, lejos de corderos, cochinillos o besugos, la tradici?n manda cenar bacalao cocido con coliflor regado con aceite crudo o ajada, acompa?ado siempre por un buen Ribeiro. Esta costumbre tiene su origen en el antiguo car?cter de vigilia de esta fiesta, en la que la Iglesia prohib?a comer carne.

En la comida de Navidad, sin embargo, el protagonismo se lo lleva el Cap?n de Villalba, relleno y acompa?ado de casta?as cocidas. Para los que no los conozcan, el cap?n es un pollo cebado de una forma especial, que llega a alcanzar el peso de unos 15-20 Kilogramos, y son t?picos del pueblo lucense de Villalba, donde cada 21 de diciembre se celebra la Feria del Cap?n a la que acuden compradores de toda Espa?a.

El postre es a base de t?picos dulces de navide?os como turrones, mazapanes y mantecados, adem?s de frutos secos como uvas pasas, higos secos, d?tiles, orejones de albaricoques, nueces, avellanas y almendras, acompa?ados de una copita de cava.

Cuando la Navidad llega a tierras gallegas, llegan con ella Pap? Noel y los Reyes Magos, acompa?ados de los ?rboles de Navidad y, como no, de los Belenes.

Los Belenes representan una costumbre centenaria y mucho m?s aut?ctona que la moda de los ?rboles de Navidad. ?ltimamente, se est?n llevando a cabo diversas iniciativas para reavivar esta tradici?n y, cada vez es m?s dif?cil no encontrar una representaci?n de estos nacimientos en los distintos ayuntamientos gallegos.

Uno de los portales que mueve m?s gente y que ha conseguido un gran renombre es el de Begonte, cuya aparici?n se debi? al empe?o de fallecido p?rroco Jos? Dom?nguez, quien se propuso promocionar A Terra Ch? a trav?s de un bel?n en el que las figuras realizasen trabajos propios de esta comarca luguesa. As?, en este nacimiento electr?nico la mitad de sus habitantes ejercen sus oficios de d?a, permaneciendo inm?viles cuando cae la noche.

El del ferrolano Arturo Mart?n es quiz?s uno de los nacimientos m?s originales. Y tambi?n, uno de los m?s longevos, al haber cumplido ya su medio siglo de historia. Comenz? siendo un sencillo bel?n de figuras de cart?n plano, ahora transformado en un enorme portal con m?s de 200 figuras dotadas de movimiento propio. Tiene la singularidad de que esos personajes se mueven a voluntad de quienes lo manejan, mediante un mecanismo semejante al de las marionetas, pero en el que los hilos no se manipulan desde lo alto, sino a trav?s del suelo del nacimiento. En ?l, adem?s, un paje narra la historia del nacimiento del ni?o Jes?s y explica cada una de las figuras de este portal construido totalmente al estilo oriental.

Otra de las grandes atracciones de las Navidades gallegas es el portal de Alturo Baltar, quien consigui? convertirlo en un vivo retrato del Ourense del primer cuarto de siglo. Las figuras de este nacimiento, iniciado en el 1967, son de barro cocido y los visitantes pueden reconocer en ellas personajes orensanos que llegaron a ser populares y elementos geogr?ficos propios de la zona.

En el Liceo de Betanzos encontramos uno de los m?s recientes belenes que destaca por el movimiento de sus figuras y por narrar su historia trav?s de una grabaci?n moderna y desenfadada. Creado en el a?o 1996 por el Grupo de Amigos Belenistas de Betanzos, tiene una superficie de 130 metros cuadrados y cuenta con 200 figuras.

En A Coru?a, cuenta con el Bel?n de Colegio La Grande Obra de Atocha. Este nacimiento tradicional, inaugurado en el 1923 y restaurado en el 2001, se hace a escala del mapa de Jerusal?n. En la actualidad, cuenta con una superficie de 120 metros cuadrados y con unas 150 figuras artesanales. Destacan en ?l las im?genes de la Virgen y de San Jos? y tallas en madera articuladas y de mucha antig?edad.

Por su parte, la asociaci?n corcubionesa Idade Media y un buen n?mero de colaboradores han construido un bel?n con m?s de 200 figuras. La recreaci?n de las escenas b?blicas es un trabajo de maquetismo profesional. La mitad de las figuras son m?viles y sus actividades dependen de la hora del d?a. Adem?s de muchas horas, en la elaboraci?n del Bel?n se ha empleado agua del r?o Jord?n y arena de Tierra Santa.

Entre los belenes a tama?o natural, el m?s visitado y el m?s grande de Galicia es el de Viveiro. Lo m?s llamativo es la ambientaci?n lograda en cada una de las escenas, desde el mercado con la panader?a, saliendo humo por la chimenea; los cientos de alpargatas de la ?poca que llenan uno de los puestos; las frutas; el torno del ceramista funcionando... El realismo queda m?s patente en la zona destinado a las faenas del campo. El buey que tira de un arado aut?ntico; las lechugas, e incluso las gallinas, que de aut?nticas que parecen confundieron a algunas de las personas que recorrieron el bel?n.

Finalmente, en la pequeña localidad pontevedresa de Valga nos encontraremos con un Belén artesanal con m?s de 3.000 figuras, 350 de ellas con movimiento propio y una superficie de m?s de 250 metros cuadrados iluminada por cerca de 8.000 bombillas. Las novedades que se incorporan cada a?o hacen una atracci?n mayor a trav?s de los a?os y justifican su visita en estas fiestas.

Esta ?poca es un buen momento para ver nuestras ciudades adornadas con las bonitas luces de Navidad y la decoraci?n navide?a. El ?rbol de Navidad de la Plaza Mayor de Ourense, la calle Pr?ncipe de Vigo o la plaza de Mar?a Pita en Coru?a se engalanan con las mejores decoraciones de Navidad a la espera de la cabalgata de los Reyes Magos.

Finalmente, se terminan las celebraciones propias de la Navidad el 6 de enero, con el d?a de los Reyes Magos. Este d?a esta especialmente dedicado a los ni?os ya que reciben sus regalos esperados durante toda la temporada de vacaciones. Un d?a antes de los Reyes Magos, se puede ver en las calles la popular Cabalgata de los Reyes Magos (momento en que los ni?os aprovechan para saludarlos y decirles que regalos desean recibir), despu?s, deben ir a dormir y al d?a siguiente encuentran los regalos dejados por Melchor, Gaspar y Baltasar. En el desayuno es t?pico comer el Rosc?n de Reyes, tarta que lleva frutas secas en forma de las piedras preciosas que adornaban los mantos de los reyes magos, y, todos la comen con la ilusi?n de encontrar la sorpresa del Rosc?n de Reyes y ser, as?, coronados como el Rey o Reina del hogar. Comenzando de esa forma el nuevo a?o.

La Navidad es, sobre todo, una fiesta familiar en la que la mayoría de las personas se reúnen en sus hogares con sus seres queridos para festejar las fechas más señaladas de esta época del año.

Opiniones de las visitas