Piscinas Naturales del Río Pedras

Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal. Información, imágenes, mapa y ubicación Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal (pozas, puebla del caramiñal).

Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal
Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal
Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal
Piscinas Naturales del Río Pedras en A Pobra do Caramiñal

¿Dónde es?

Valle de A Curota

A Pobra do Caramiñal cómo llegar

Fiestas y eventos en A Pobra do Caramiñal (31)

Unas hermosas pozas formadas por la erosión del agua

En el municipio de A Pobra do Caramiñal, situadas en el valle de A Curota, encontramos uno de los recursos naturales más destacados de la zona, las piscinas naturales del Río Pedras. Son unas hermosas pozas formadas por la erosión del agua al caer con fuerza sobre las rocas. Con el paso del tiempo ha dado lugar a un paraje de belleza sin igual que sirve de disfrute para los muchos visitantes de la zona.


El cauce del río es espectacularmente rocoso y en la parte más alta del mismo podemos encontrar un viejo puente, que pertenecía a la calzada que atravesaba el Barbanza, desde Boiro a Porto do Son.

La arquitectura de la naturaleza

El paso de los años y la acción de la naturaleza con la fuerza del agua han ido poco a poco trabajando las rocas en la zona hasta hacer estas grandes charcas naturales que son obra del mejor constructor. Los ríos Barbanza y Misarela descienden con velocidad en su encuentro con las aguas de la ría de Arousa y por el camino los saltos de agua, pozos y cascadas han ido esculpiendo la roca con el paso de los siglos.


Las piscinas naturales se encuentran rodeadas de un paraje especialmente verde y boscoso, por lo que el acceso es tan salvaje como la propia formación de las piscinas y el paseo hasta las piscinas es en sí mismo ya parte de la experiencia natural de acudir hasta ellas. Si bien es cierto que las piscinas de la zona más baja del cauce del río son bastante accesibles, para acudir a las que están localizadas río arriba es necesario superar varios desniveles por zonas de acceso más complicado y, en ocasiones, hasta peligroso.


En este paseo a lo largo del cauce del río Pedras nos tenemos que detener para contemplar el puente medieval, una construcción situada muy próxima a lo que antaño fue el Convento de San Xoán da Misarela, hoy en ruinas. También los viejos molinos de agua pueblan lo márgenes del río. Hoy ninguno está funcionando.

La leyenda de San Amaro

Como ocurre con muchos lugares de Galicia, esta zona no esta exenta de mitología y leyenda. La de las Piscinas naturales del Río Pedras hablan de San Amaro, a quien se distingue como el creador de esta maravilla de la naturaleza.


San Amaro, tal y como refleja la leyenda, llegó hasta la zona remontando el río desde el mar montado en una barca de piedra en su intento de huida de los moros, quienes le estaban persiguiendo y se veían impedidos en su avanza por las piedras que San Amaro iba dejando por la ruta a lo largo del río.


La leyenda la alimenta una de las piedras que podemos encontrar en la zona y que ha sido bautizada como La Barca de San Amaro por si singular forma, que recuerda a esta embarcación. La de la Barca no es la única piedra simbólicamente bautizada, pues otra de gran tamaño es conocida como "O Demo", o el Demonio por su forma.


Más leyendas hablan del Pozo Negro, una poza profunda de las que brotaban monstruos al no tener fondo hasta ser tapiadas por la acción de los rayos o de las figuras de Las Lavanderas, mujeres que lavaban la ropa en el río atrapadas en un trance entre la vida y la muerte y que eran capaces de matarte si retorcías su calada en la dirección contraria a la de ellas.

Las Piscinas naturales del Río Pedras se encuentran situadas en el valle del monte A Curota y constituyen uno de los tesoros naturales del municipio de A Pobra do Caramiñal. Cuenta la leyenda que San Mauro, perseguido por los moros, llegó a este lugar en una barca de piedra. Según iba remontando el río lo iba llenando de cantos rodados, para así obstaculizar el paso a sus perseguidores. De ahí su nombre, el río Pedras.

Opiniones de las visitas

¿Qué ver o visitar en A Pobra do Caramiñal?