o regístrate

bienvenido, (desconectar)

versión móvil

búsqueda avanzada

Inmobiliaria en Galicia

(1895) Localice Negocios, Profesionales y Servicios de Inmobiliaria en Galicia

Para saber mas sobre Inmobiliaria en Galicia

El sector inmobiliario es muy amplio y cubre muchas más cosas de las que las propias inmobiliarias te ofrecen la posibilidad de comprar, vender o alquilar. Hoy en día en Galicia puedes buscar en el mercado inmobiliario una vivienda, un local comercial, una plaza de garaje o un terreno. La amplitud del mercado inmobiliario en Galicia también incluye a sectores como el de los administradores de fincas, el suelo y las naves industriales, el catastro, estudios e informes y también las promotoras inmobiliarias que se encargan de poner en marcha nuevos proyectos de construcción.

¿Qué se busca en una vivienda?

Al margen de todo lo anteriormente descrito, es evidente que lo que más se busca en cualquiera de las inmobiliarias en Galicia son las viviendas. El mercado de compra, venta y alquiler de viviendas es muy amplio y diverso y cada persona tiene sus propios criterios a la hora de buscar algo que se pueda ajustarse a las necesidades que tiene. Galicia es una comunidad muy diversa en la que el mercado inmobiliario da para todo tipo de criterios, tanto en residencia permanente como en segundas viviendas para personas del interior que quieren un pequeño apartamento cerca de la playa.

Las nuevas tendencias en el mundo constructivo de viviendas apuestan por pisos modernos y de pocos metros cuadrados, los antiguos pisos grandes con largos pasillos y varias habitaciones han quedado en desuso y cada vez son más frecuentes las viviendas que cuentan con una o dos habitaciones además del salón y la cocina, que pueden llegar a estar incluso comunicados. Esta tendencia de viviendas, que se puede ampliar hasta los tres dormitorios en pisos que ya hoy en día se pueden llegar a considerar como grandes, tiene que ver ya con el concepto de familia y las posibilidades económicas de un grupo familiar estándar. Cada vez son menos frecuentes las familias numerosas y esto no hace tan necesario tener una vivienda grande de varias habitaciones.

En ese sentido lo que buscan las familias de hoy no es muy diferente a lo que buscan las familias de antes: casas o pisos cómodos y accesibles que se encuentre bien ubicados y con buenas comunicaciones tanto para moverse en coche como en lo que se refiere al transporte público si se reside en una de las ciudades grandes de Galicia como Vigo, A Coruña, Santiago de Compostela o Ourense. La plaza de garaje también se destapa como algo primordial en la búsqueda de una residencia en el actual mercado inmobiliario gallego.

Otra de las tendencias que puede llegar para quedarse es la que tiene que ver con el concepto del teletrabajo. Si antes no se le daba especial importancia al tener un lugar en una casa habilitado para poder trabajar más allá de que los niños o adolescentes de una familia cuenten con un escritorio en su habitación para estudiar o hacer los deberes, hoy en día sí empieza a notarse un interés en el mercado inmobiliario por que las residencias cuenten con una habitación o al menos una zona que pueda ser habilitada como despacho improvisado o permanente para poder trabajar desde casa.

A partir de estos preceptos básicos y sabiendo que el grueso de población en Galicia se ubica en las grandes urbes, sí es cierto que hay gente que prefiere apostar por la tranquilidad y amplitud de las zonas rurales para apostar por un estilo de vida menos vertiginosos en el que se renuncia a las comodidades de la gran ciudad para obtener la tranquilidad y espacio que te ofrece el campo. En ese sentido, las casas en el rural también son una opción bastante elegida por personas tanto en Galicia como fuera de ella para una segunda residencia.

¿Segunda mano o nueva construcción?

A la hora de afrontar la compra de una residencia hay una decisión importante que tomar y es la referente a apostar por el mercado de viviendas de segunda mano o lanzarte a por una vivienda de nueva construcción que esté a estrenar cuando la compres. Por norma general los precios a los que se venden las viviendas de nueva construcción que ponen en marcha las promotoras inmobiliarias en Galicia son ligeramente más elevados que los de los pisos o casas de segundo propietario.

Todo tiene sus pros y sus contras al margen del precio, pues una vivienda de nueva construcción, si se adquiere sobre plano, puede estar sujeta a modificaciones en el proyecto para adaptarla a tus gusto y necesidades, mientras que las residencias de segundo propietario te exigirán una reforma en el caso de que quieras ponerla a tu gusto si no te convence la disposición original. Otras diferencias tienen que ver con los gastos asociados a la compra del inmueble en cuanto a impuestos, puesto que la compra de una vivienda nueva está sujeta al IVA y los actos jurídicos documentados y en el mercado de segunda mano lo que debes abonar es el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

Existen opciones de nueva construcción más económicas o accesibles que tienen que ver con la vivienda protegida o los pisos de protección oficial, opciones interesantes para personas que no manejan un poder adquisitivo alto pero que no quieren renunciar a poder encontrar una vivienda de nueva construcción en la que establecerse.

El auge del mercado de alquiler

La incertidumbre en lo económico o la inestabilidad laboral que impide a muchas personas, sobre todo a los jóvenes, aventurarse a la hora de tomar una decisión importante de comprar un piso en propiedad hace el mercado de alquiler sea más fuerte que nunca. En la actualidad la oferta tanto de bajos comerciales, algo que por otra parte ya fue siempre habitual, como de viviendas es mucho más elevada en contrato de alquiler que de compra-venta. Aunque existen fórmulas híbridas como el alquiler con opción a compra, lo habitual por razones económicas es que alguien se sienta más estable económicamente si no está sujeto a una deuda prolongada como una hipoteca y prefiera optar por alquilar en lugar de comprar, con todas las ventajas e inconvenientes que ello conlleva. Es más, el mercado de alquiler está tan fuerte que no pocas personas con posibilidades económicas se plantean precisamente el invertir en la compra de una propiedad con la finalidad de utilizarlas como inversión al arreglarla o comprarla para después poder alquilar.

La crisis económica y la posibilidad de entrar en recesión son los agentes determinantes en el descenso de la venta de inmuebles y las posibles irregularidades en el catastro. Los agentes de propiedad inmobiliaria y las promotoras ven cómo los pisos y apartamentos que hace uno o dos años se vendían en un plazo máximo de un mes, ahora pasan hasta seis meses para que alguien se decida a adquirirlos. No obstante, diversos estudios e informes emitidos por organismos oficiales alientan a las empresas gallegas, ya que Galicia es una de las comunidades autónomas más preparadas para superar una crisis económica, y donde las cifras de ventas de inmuebles se mantienen mejor.