o regístrate

bienvenido,

versión móvil

búsqueda avanzada

Tiendas de decoración provincia Pontevedra

Localice Empresas, Productos, Profesionales y Tiendas de Tiendas de decoración provincia Pontevedra

Para saber mas sobre Tiendas de decoración provincia Pontevedra

La decoración de un hogar es fundamental para conocer a las personas, ya que dicen de ellas más de lo que se suele imaginar. A través de la elección del estilo decorativo de cada estancia se pueden adivinar rasgos personales, formas de pensar o gustos y aficiones de las personas que habitan en esa casa. Así como hay variedad en los gustos personales, la decoración del hogar puede ser variado. Para ello existen en Galicia cientos de empresas y tiendas dedicadas a la construcción, diseño de interiores, decoración, restauración e interiorismo, donde convergen estilos modernos e innovadores con los más clásicos, exóticos, refinados o kitsch. Dos elementos básicos en la decoración son la iluminación y la combinación de colores. En cuanto a la iluminación, es fundamental para dar personalidad a los ambientes. Además, les otorga vivacidad y buen gusto, haciendo de una estancia opaca y lúgrube, un rincón acogedor. Los juegos de luces más habituales son con luz fría, negra, caliente y los trabajos con luces y sombras. En cuanto a los colores, la gama de cálidos es apropiada para otorgar luz a estancias oscuras y los fríos son óptimos para habitaciones que reciben luz muy cálida y hay que suavizar. Por su parte, los colores quebrados, que son la mezcla de cálidos y fríos, son sobrios e ideales para lugares convencionales y formales y los tonos pastel son más pálidos y esenciales para ‘endulzar’ habitaciones, especialmente las infantiles. Existen varias técnicas para decorar los hogares en función del ambiente deseado. El sol es el protagonista el estilo mediterráneo, el calor y el color que proporciona es la seña de identidad de esta decoración, asociada con el relax, las vacaciones y el estilo de vida de las regiones bañadas por el Mediterráneo. Son fundamentales los patios interiores, los azulejos y mosaicos y los metales forjados para crear este ambiente. Si lo que se prefiere es una decoración con personalidad, el estilo rústico es el idóneo. En él lo campechano y tradicional acercan la vida del campo a la ciudad gracias a las maderas sólidas, los colores que evocan la naturaleza, los metales forjados y la influencia campestre de los artículos decorativos que parecen antiguos. El otro lado de la moneda es para el estilo clásico, donde se unen refinamiento, lujo y sofisticación. Los tonos claros, decorados lisos, las porcelanas y la abundante luz ayudan a crear una atmósfera clásica en cualquier estancia sin caer en el snobismo. Otro estilo de decoración tradicional, a la par que elegante y clásico, es el inglés. En él destacan los colores caoba, los cueros, los candelabros, las bibliotecas y los elementos decorativos típicos de los señoríos ingleses, como las plumas, el ajedrez o los globos terráqueos. De todas formas, los estilos decorativos que se han puesto de moda en los últimos años son el oriental, el zen, el minimalista. La decoración oriental permite crear zonas tranquilas y reposadas, donde la serenidad es la seña de identidad, junto con el minimalismo. El orden, los espacios generosos, la armonía de los blancos o lavandas, el equilibrio, las velas aromáticas y los inciensos y las mesas y muebles bajos no pueden faltar en una estancia de estilo oriental. Las líneas rectas, el minimalismo, los incensarios, las velas y la amplia iluminación son características de la decoración zen; ideal para pequeños espacios donde se pretende lograr un ambiente relajado y armonioso. Por loft se entiende como el resultado de la reconversión de un espacio que, pese a no ser destinado a la vivienda, se ha habilitado para tal uso. Por esta razón, su estilo es más contemporáneo, sus elementos más rectilíneos, existe una primacía del orden, overtura de espacios, hay una clara diferenciación de las estancias íntimas y las de uso común y suelen tener varias alturas. El estilo minimalista que caracteriza muchos de estos ambientes se reconoce por la liberación de espacios, el orden, los tonos neutros, el funcionalismo y la simplicidad, que no simpleza.